viernes, 25 de marzo de 2011

Quiche de espárragos trigueros y queso de cabra


He decidido apuntarme al círculo Whole Kitchen para aprender y adentrarme más en el mundo de las recetas. Concretamente me he unido al grupo de recetas saladas. En el círculo realizan una propuesta al mes para que los usuarios la cocinen y suban posteriormente sus resultados.

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Quiche

Al leer la propuesta me entraron dudas. La quiche implicaba preparar masa quebrada , es decir, harina, huevos, mezclar... algo con lo que nunca me había peleado pues los supermercados ofrecen este tipo de masas ya preparadas ¡Pero nunca es tarde para aprender técnicas nuevas y progresar!

Para preparar la masa seguí este vídeo de Jaime Oliver, un cocinero inglés con una gran cantidad de programas televisivos sobre recetas y gastronomía. Si seguís sus pasos no tendréis problemas.
Una de las ventajas de la quiche es el gran abanico de posibilidades que ofrece, la variedad de rellenos e ingredientes que se pueden utilizar. Para el relleno me basé en el libro "Delicidas al horno" editado por Parragon books.
Vamos con la receta.

INGREDIENTES
PARA LA MASA QUEBRADA
  • 500 gramos de harina
  • 250 de mantequilla ablandada
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche fría
  • Romero (opcional)
PARA EL RELLENO
  • 1 cebolla
  • 250 gramos de espárragos trigueros (frescos o en conserva)
  • 200 gramos de queso de cabra
  • 60 mililitros de nata líquida
  • 25 gramos de avellanas (peso sin la cáscara)
  • 15 mililitros de aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • 2 huevos batidos
PREPARACIÓN

LA MASA
 Como digo, he seguido el vídeo de Jaime Oliver para preparar la masa. Además me he ayudado con una Kitchen Aid para mezclar los alimentos.
Podemos resumirlo en lo siguiente: en primer lugar mezclamos los 500 gramos de harina con los 250 gramos de mantequilla cortada en dados. Lo mezclamos hasta obtener una especie de migas de harina. A continuación añadimos los dos huevos, el chorrito de leche y la cucharadita de sal. Añadimos también el romero si optamos por incluirlo en la receta. Y mezclamos los ingredientes hasta ver que se van compactando.



Como dice Jaime, no hace falta amasar mucho, basta con palmear hasta obtener una especie de bola de masa. la envolvemos en papel film y la metemos 30 minutos en la nevera.


Una vez trascurridos los 30 minutos sacamos la masa y la estiramos con un rodillo hasta que quede bastante fina. Unos 2 milímetros de grosor. Entonces cubrimos el molde, previamente engrasado, que vayamos a utilizar. En la receta emplee un molde de unos 25 centímetros de diámetro. A continuación pinchamos con un tenedor la masa para evitar que suba.

El siguiente proceso será hornear a ciegas. Para ello cubrimos la masa con papel de plata y le ponemos unos pesos encima (por ejemplo, garbanzos) y la metemos en el horno durante 15 minutos a 190º
Transcurrido el tiempo sacamos la masa del horno, quitamos los pesos y el papel de plata (cuidado que quema) y volvemos a meter la masa en el horno otros 15 minutos también a 190 º
Cuando haya transcurrido el tiempo sacamos la masa del horno y ya estará lista para rellenar (no para comer)

EL RELLENO 
1- El primer paso será picar la cebolla muy fina y ponerla a pochar con los 15 mililitros de aceite, durante unos 20 minutos, hasta que quede blandita y transparente.

2- Si los espárragos trigueros son frescos pondremos un cazo con agua a hervir. Una ver que el agua hierva echamos los espárragos durante 2 minutos. Escurrimos y cortamos los espárragos en trozos. Si los espárragos son en conserva bastará con escurrirlos y cortarlos en trozos.

3- Picamos la avellana (no machacar) todo lo fina que podamos.

4- Cuando tengamos estos tres ingredientes preparados los mezclamos todos y cubrimos toda la masa con una cuchara.

5- En un vaso de batidora echamos los dos huevos, el queso de cabra troceado y la nata líquida. Salpimentamos al gusto y lo batimos todo hasta que nos quede una crema suave.

6- Cubrimos todos los ingredientes con la mezcla.

7- Último paso, hornear la quiche con todos los ingredientes. La metemos de nuevo en el horno unos 15-20 minutos vigilando para evitar que se nos queme. 

Una vez transcurrido el tiempo la quiche estará lista para comer. Pero si queremos, también la podemos comer fría. 

Espero que os haya gustado la receta e investiguéis otros rellenos para la quiche.

1 comentarios:

Lolaco dijo...

La quiche es para mi como la pizza, cuantas mas sobras le eches, mas buena esta... Ni carbonara, ni de bacon con nosequé.... pillas de todo lo que haya en el frigo y al horno. Fiesta garantizada. Yo hago una quiche de vez en cuando con queso azul, cebolla y espinacas. RIQUIIIIIIIIIIIIISIMA!

A ver si el cocinero fiel sube el liston que esta muy flojo ultimamente y con estas recetas vas a desbancarlo.

 
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.